Cuidarse antes de que lleguen las fiestas…

Cuenta atrás para navidad

Faltan 5 semanas para Navidad. ¡Sí, sí solo 5!

Este año te escribo con tiempo para que no haga falta que hagas un mega detox en enero para que te vuelvas a sentir bien después de excederte en las fiestas…

Si nos lees es porque te interesa la vida sana y sentirte vital y con energía. Una de las costumbres que perjudica al cuerpo es sobrecargarle a nivel digestivo. Nuestro sistema inmune depende totalmente del estado de nuestro sistema digestivo y por ello es vital cuidarlo.

Por eso, te doy algunas pautas para prevenir (incluso limpiar un poquito el cuerpo ahora) y para ayudarte en los días de festejos, cenas y quedadas en esta época tan bonita de celebración, amigos y familia:

1. Cuida tu alimentación y limpia tu hígado sutilmente desde ya.

Limita a tope los lácteos que tomes en esta época (si quieres aprender a preparar lácteos sin lácteos mira nuestro curso online: “Leche, yogures y quesos sin lácteos“. Reduce o elimina el trigo refinado y el azúcar durante estas semanas previas a las fiestas e intenta tomar los menos productos procesados posibles. Aprende a hacer crackers de semillas (llenas de ácidos grasos esenciales) y pan crudivegano sin gluten.

A todos nos viene bien darle una ayudadita al hígado un par de veces al año, idealmente en primavera y en otoño. Hay muchas formas de hacerlo, desde tomarte durante un mes una infusión de diente de león por la mañana (o alguna mezcla detox ya preparada) o tomar mañana y noche antes de desayuno y cena ampollas de rabanito negro y alcachofa o amollas Hepa-biodetox.

2. Acelera tu metabolismo haciendo un desayuno basado en proteínas.

Después de tomar una taza de agua templada (sola o con limón o con una pizca de sal o con una pizca de jengibre en polvo), ¡desayuna proteínas! Hay estudios que ligan el sobre peso y obesidad con saltarte el desayuno y aunque hacen falta más investigaciones esta claro que si desayunas proteínas, tu apetencia por el dulce se limita y llegas mucho mejor a “la media mañana”. El cambiar tu ciclo del hambre es clave, hay un dicho que dice “los cementerios están lleno de grandes cenas”. Al desayunar fuerte (sano por supuesto) y consumir la mayor parte de tu comida entre desayuno y comida, naturalmente hace que en la cena comas menos y esto es muy bueno para tu salud.

El desayuno suele ser la comida menos social que hacemos y si nos acostumbramos a desayunar bien haremos mejores elecciones en las comidas más “sociales” como la comida y la cena.

Si te gusta desayunar muesli, elige un muesli bajo en carbohidratos y alto en proteínas de calidad y acompáñalo con leche vegetal o yogur.

En casa tomamos pocas proteínas animales así que me gusta mucho esta proteína vegetal que tiene todos los aminoácidos esenciales. Añadirla a tu batido verde, a tu yogur de anacardos o a una leche de almendras para tu desayuno te ayuda a sentirte saciad@ y tener menos apetencia por el dulce. Además, al incrementar la proteína de calidad que tomemos, con un poco de ejercicio que hagamos, notaremos mejora en nuestra masa muscular. 

3. Coge el hábito ANTES de las fiestas de hacer ejercicio (¡estás a tiempo!).

10 minutos bastan, sí, sí ya sé que habrás leído muchas teorías pero nos perjudica tanto esta idea de “o lo hago perfecto o no lo hago”. Todos podemos levantarnos 10 minutos antes. Todos. Me da igual que seas una madre, un padre o que trabajes 50 horas a la semana. 10 minutos son 10 minutos y se sacan dejando de ver el móvil por la noche y durmiéndote 10 minutos antes para levantarte 10 minutos antes. ¿Has visto cuántas veces he escrito diez minutos? Quiero que se te quede grabado, 10 minutos al día pueden cambiar tu vida. Y no exagero.

Modificando ligeramente tu alimentación y haciendo 10 minutos de ejercicio al día, notarás mejoras. Nada le gusta más a tu cuerpo que poner en marcha tu sistema cardiovascular por la mañana, movilizando tu sangre mejorando tu circulación y fortaleciendo tu aparto respiratorio. 

Y no me digas que en casa no tienes una bici estática o una elíptica porque me vale que tengas una comba, o unos escalones. Calienta 3 minutos, luego haces 3 intervalos de 30 segundos de cardio rápido y 90 segundos de paso normal y enfrías el último minuto. Listo, te puedes arreglar para ir a la ofi (recuerda desayunar antes de irte ;-)).

4) Si eres golos@, ¡aprende a hacer postres y dulces navideños sanos! Esto no quiere decir que no vas a tomar tu turrón preferido o ese postre espectacular que hace tu abuela pero una cosa es tomarlos unas cuántas veces y otra es pasarte del todo diciembre y enero comiéndolos. Y si eres sincero con tu golos@ interior y sabes que vas a querer tomar dulces con frecuencia en esta fecha, mejor que mejor aprender a hacer unos sanos e intercalarlos con los dulces convencionales que te gustan (quién sabe, tal vez después de hacer tus propios dulces espectaculares hasta los prefieres a los comericiales ;-)).

5. Y ¿durante las fiestas?

¿Cómo puedo disfrutar sin excederme y que mis elecciones de alimentación en las fiestas no me pasen factura en enero?

Hay un truco que llevamos haciendo años y nos funciona muy, muy bien para esta época.

Hacer ejercicio por la mañana el día de la celebración.
running

Sí, sigue leyendo, sé que esto suena demasiado sencillo pero ¡te prometo que funciona!

La mayoría de la gente intenta comer ligero o hacer ejercicio después del día de la comilona o de la salida con amigos que nos deja sintiendo pesados.

Pero os aseguramos que si probáis este sencillisimo tuco notaréis la diferencia. Sal a correr o haz caminata vigoriza por la mañana en los días que sabes que habrá comidas pesadas. Después desayuna bien y a la hora de la comida come cosas ligeras pero que te dejen saciad@. Por ejemplo, una buena ensalada, una crema vegetal y un poco de pan bueno. Y en la cena o en la comida festiva permítete comer de todo lo que te apetezca. ¿Te sorprende que te diga esto, verdad?

En todos los blogs de temas sanos, para las fiestas te darán una lista de  “alimentos que debes evitar” o  “combinaciones que debes evitar” que todo son cosas que ya sabes y son más que evidentes. ¿Acaso alguno tiene duda de si una cena de 5 platos mezclando de todo y terminando con postres untuosos, turrón y polvorones no nos caerá pesado? Lo sabemos todos ya. Pero mucha gente desde antes de que llegue el día de la comilona ya se ha prohibido cosas o ya ha establecido lo que puede y no puede y esto genera ansiedad. Y por más que hayas llevado tu ensalada a la mesa para compartir, si hay cosas que quieres probar y no te lo permites, te estás auto-censurando y no tiene sentido.

Además de cuidarnos previo a las fiestas, desde que decidimos hacer lo siguiente nos sentimos  equilibrados y acabamos la época de fiesta sintiéndonos bien:

1. Come lo que quieras (sí lo que quieras).

2. Ocúpate de hacer un poco más de ejercicio del normal en los días que hay reuniones, salidas, comidas etc.

3. Comienza el día con agua templada y tomar un batido verde a la mañana siguiente de cenas copiosas durante las fiestas.

El resultado es que si sabes que tienes auto-permiso de comer lo que quieres y no sólo durante un día ( si te das este permiso sólo un día, seguro te excedes). Pero si tienes auto permiso de comer lo que quieras y te ocupas de algunos hábitos sanos, a la larga el resultado es que la comida ya no tiene tanta importancia.

Ya no te excederás de algún alimento el único día al año que te lo permites. Notarás por prueba y error lo que no te sienta bien. Al principio tal vez te excedas pues no sabrás que hacer con esta auto-libertad que te has otorgado. Pero si persistes, si sigues dándote permiso y a la vez practicando pautas de alimentación sanas, un día, cuando menos lo esperes, notarás que tus elecciones son naturalmente más sanas, que comes menos, que en un restaurante pides las opciones sanas (no hay por que aprovechar ahora para comer algo que nunca te permites), que llegan y se van las Navidades y te sientes igual de bien que todo el año. Este es el objetivo, que la comida tenga la importancia que debe tener, ni más ni menos…

 ¡Si tienes algún truco que te haya funcionado para sentirte bien durante las fiestas por favor compártelo!

Y si tienes cualquier duda o te gustaría que te asesoráramos, escríbenos a info@vidaentucomida.com

Curso sin lácteos

Share this post



3 thoughts on “Cuidarse antes de que lleguen las fiestas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *