Irresistible helado de crema de cacahuete (ideal para hacer polos también)

Por aquí el calor sigue a tope y nosotros en casa no paramos de elaborando Superpolos :).

Hoy quiero compartirte una receta que si te gustan las cosas sabor cacahuete tanto como a mi… ¡fliparás!

De adolescente mi chocolatina favorita eran una copas de chocolate y crema de cacahuete llamadas “Reese’s Peanut Butter Cups” que evidentemente están llenas de ingredientes chunguillos. Mi amor por la crema de cacahuetes sigue aquí pero he ido descubriendo recetas que además de ser deliciosas son sanas así que puedo tomar este helado sin un gramo de culpa ;-).

Este delicioso helado también se puede hacer en moldes para polos y gustará a tanto a los mayores como a los pequeños de la casa:

Helado de manteca de cacahuete

  • 1/2  T. anacardos crudos (65g)
  • 1 1/2 T. agua filtrada (375 ml)
  • 1/2 T. manteca de cacahuete ecológica, sin azúcar añadida (125 ml)
  • 1 c. zumo de limón
  • 1/2 T. dátiles deshuesados (75 g /aprox. 9 uds.)
  • 1/2 c. vainilla en polvo
  • 1 pizca de sal 
  • 1/4 T. gotitas de chocolate negro (opcional)
  1. Remojar los anacardos durante mínimo dos horas. Descartar el agua de remojo y escurrir muy bien.
  2. Remojar los dátiles en agua que pide la receta durante mínimo 20 minutos (esto facilita la trituración).
  3. Triturar los anacardos y los dátiles con el agua de remojo de los dátiles.  
  4. Añadir el resto de los ingredientes (excepto las gotitas de chocolate)y triturar muy bien hasta obtener una mezcla sin trocitos. 
  5. Probar y añadir un poco más de edulcorante (algún sirope o dátiles) y/o manteca de cacahuete al gusto.
  6. Si quieres añadir las gotitas de chocolate, ahora es el momento. Añádelas manualmente a la mezcla removiendo con el tenedor.
  7. Para congelar la mezcla:
    • Si tienes heladora sigue las instrucciones de tu heladora para terminar el helado.
    • Si no tienes heladora, mete el helado en un recipiente y en el congelador. Sácalo a intervalos de media hora y remuévelo muy bien con un tenedor. Esto ayuda a evitar la cristalización. Repite este proceso por lo menos 4 veces o hasta que esté completamente congelado. 
    • Para hacer polos, vierte la mezcla en moldes molones para polos y tras 8 horas en el congelador están listos para disfrutar. En este caso, te recomiendo no añadir las gotitas de chocolate y mejor derretirlas para decorar los polos o cubrirlos con chocolate.

Si te animas a probarla, ¡cuéntanos qué te parece!

Y si te apetece aprender técnicas y recetas para la elaboración de helados tal vez te interese mi curso online de superpolos para superpeques. 20% de descuento con el cupón: superpolos-wa

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *