Menu
Lácteos sin lácteos

Cómo hacer rejuvelac y sus beneficios

Cómo preparar Rejuvelac:

Se le llama Rejuvelac al líquido que se obtiene cuando se fermenta agua a través de algún grano germinado. El resultado es una bebida “nublosa” llena de probióticos (bacterias buenas) que ayudan a restaurar y equilibrar la flora intestinal. En nuestro curso Comer más sano: Leche, yogures y quesos sin lácteos lo usamos como una opción para fermentar algunas recetas para lograr sabores más intensos y más similares al queso y los yogures convencionales.

1er paso: germinar el grano.

El Rejuvelac como tal se elabora con granos de trigo pero se puede elaborar a partir de casi cualquier grano (de preferencia ecológico pues de no serlo es difícil que germine) como espelta, centeno, avena e incluso a partir de trigo sarraceno, lentejas o mungo (soja verde). Si es tu primera vez, te recomendamos hacerlo con trigo hasta que cojas el truco y experimentes con otros granos.

Aquí debajo detallamos la forma de germinación de nuestra preferencia.  Si tienes otra forma de germinar que te funciona bien, lo puedes hacer de esta manera. Germinamos el grano hasta que tenga una colita de aprox. 1cm.

Día 1: por la noche
 

PASO 1 Colocamos media taza (100g) de trigo ecológico en un frasco de cristal grande.

También puedes usar otros granos de la misma familia del trigo (kamut, espelta, centeno). Es importante comprar buenas semillas de trigo como estas. La marca CelNat tiene una gama de granos para germinar que va muy bien para otras semillas como las de centeno. 

El rejuvelac contiene una proporción muy pequeña de gluten y por lo tanto si eres celiaco, lo puedes hacer con quinoa.

PASO 2 Añadimos agua filtrada al frasco, cubriendo los granos hasta aproximadamente tres veces su volumen total.

PASO 3 Cubrimos el frasco con una gasa y una goma y lo dejamos una noche entera (entre 8 – 12 horas).

 
Día 2: por la mañana
Verás que los granos estarán blandos y más hinchados.

Escurrimos el agua de remojo y enjuagamos los granos varias veces. Lo más cómodo es colocar el frasco debajo del grifo y al abrir la llave, dejar el agua pasar por la gasa. Movemos el frasco en círculos, para asegurarnos de que estemos enjugando bien todos los granos, escurrimos el agua y dejamos el frasco inclinado en un escurreplatos.De esta forma circula el aire mejor y nos aseguramos de que salga toda el agua.

Podemos quitar el frasco de ahí después de unos cinco minutos o dejar el frasco ahí hasta el siguiente enjuague.

Los granos germinarán con luz indirecta, por ejemplo en la luz de una cocina, pero no les debe llegar la luz directa del sol.

 
Día 2: por la noche
Repetimos el paso del enjuague y escurrido mencionado arriba. No volvemos a dejar los granos en remojo, es sólo un enjuague.
 
Día 3: por la mañana
Enjuagamos y escurrimos los granos otra vez. Si es verano, lo más probable es que ya se habrá asomado la colita (ver foto abajo)

Día 3: por la noche
Se enjuagan y se escurren otra vez. En este ejemplo, al ser verano, crecieron muy rápidamente. Se ve que la colita ya tiene más o menos 1cm. Esto significa que los granos están listos para fermentar el agua. Si todavía no han llegado a tener 1cm de largo, sigue el proceso del enjuague y escurrido por la mañana y por la noche y en uno o dos días más ya estarán.

Llenamos el frasco con 3 T. (750ml) de agua filtrada, y lo dejamos reposando 24 horas en una habitación cálida.

Se puede colocar más o menos agua según la concentración deseada.

Ojo: es importante que la botella de vidrio que utilices esté muy limpia pues de lo contrario se podrán generar bacterias no beneficiosas en tu Rejuvelac. Antes de usarla, puedes enjuagar la botella o recipiente con agua oxigenada o agua muy caliente (ojo, no hirviendo pues se puede romper el frasco).

 
 
Día 4: noche
Después de las 24 horas, el agua se pone nublosa y un poco efervescente.
¡Ya está liso el rejuvelac!

Sacamos el rejuvelac (sin los granos) del frasco y si no lo vamos a emplear en el momento, lo dejamos en una botella de cristal en la nevera. Se conserva 2-3 días max.

Se puede aprovechar los granos para hacer unas 2 tandas más de rejuvelac, siempre dejando un tiempo de 12 horas entre tandas para reposar a los granos. Se enjuagan los granos, se escurren y se dejan así 12 horas reposando. Tras este tiempo vuelves a poner 3 T. de agua para hacer otra tanda de rejuvelac.

El Rejuvelac contiene muchos probióticos. Este líquido se puede beber sólo (en ayunas por ejemplo) o utilizarlo para fermentar quesos y yogures crudiveganos. El rejuvelac es el ingrediente que suele tener el efecto de fermentación más rápido en la recetas.

 

Si te ha gustado esta receta, tal vez te interese el nuevo curso online de “Leches, yogures y quesos sin lácteos” que comienza ya. Si es así, aprovecha un 20% de descuento con el código de cupón: sinlacteos-fa

8 Comentarios

  • pia yerovi
    14 de mayo de 2017 at 13:03

    Muy buena receta

    Responder
  • Ani Könchök Angmo
    15 de mayo de 2017 at 15:51

    Hola
    Gracias por compartir dicha maravilla.
    Tashi Delek

    Responder
  • Diana
    16 de mayo de 2017 at 07:57

    Muchísimas gracias por el artículo, había leido varios textos sobre el proceso y en ninguno lo han explicado tan claro como vosotros.

    Responder
  • Sebastian
    10 de noviembre de 2019 at 13:37

    Un mes pasa muy rápido, tengo trabajo y poco tiempo y del curso no me entraría de nada por no conectarme, creo que lo hacen bien, podría ser el curso de un año? Al precio de un mes? Así lo aprovecharía,

    Responder
    • gabriela
      29 de mayo de 2020 at 13:56

      Hola Sebastián,
      No me queda muy claro a lo que te refieres…si hablas de la duración de los cursos online, aunque el curso en sí tenga una duración por ejemplo de 3 o de 5 semanas, siempre os damos un mínimo de 2 meses de acceso al contenido. Y en casos donde lo solicita el alumno, como sería tu caso, os damos acceso el tiempo que lo necesites, es decir 1 año si es lo que te viene bien.
      un abrazo,
      Gabriela

      Responder

Responder a gabriela Cancelar Respuesta