Menu
Noticias

3 pautas para revitalizarte tras la vuelta de vacaciones

Parte de disfrutar del sol, playa, piscinas, amigos y familia suele ser que salimos de nuestras rutinas. Durante las vacaciones es muy común aparcar un poco nuestros buenos hábitos y caer en algunos excesos. Esto no es necesariamente malo, es parte de la vida…

¡Pero ahora en septiembre, hay que volver a la normalidad!

Lo ideal es llevar una vida equilibrada para que no tengas la necesidad emocional de saltar de un extremo al otro, del tipo prohibición – premio. Es decir, en la vida diaria hay que tener muy buenos hábitos pero también permitir que pequeños “gustillos” sean parte de nuestra cotidianidad. Esto hace que cuando vengan las vacaciones no haya necesidad de tener la mentalidad de “ahora es cuando, después ya no me lo permitiré” y caer en saturar al cuerpo para después pasar una época de restricción.
Hemos visto que muchas de las personas que nos interesamos por la alimentación sana y que tratan de hacerla demasiado perfecta o pura solemos tener este patrón.

Aunque ahora alegremente nuestra alimentación la llevamos así, sin extremos, con bases sanas sólidas y pequeños gustos e imperfecciones siempre que volvemos de vacaciones o necesitamos recargar pilas, seguimos unos pasos sencillos que a través de los años hemos comprobado que nos ayudan a darle el botón de reinicio y comenzar una nueva temporada sintiéndonos muy bien.

3 pasos para la vuelta de vacaciones

1. Olvida la culpa, acepta y agradece
No sirve de nada regañarte cuando tus vaqueros te quedan más apretados que lo normal, o notas hinchazón en tu tripa. Lo hecho, hecho está. Toma nota para recordar llevar un estilo de vida más equilibrado y que en las próximas vacaciones no tengas tanta necesidad de excederte para compensar las “prohibiciones” de tu día a día.
Agradece lo vivido, lo que aprendes de ello y…¡toma acción!

2. Haz ejercicio lo primero por la mañana
Comprométete contigo mism@ a hacer entre 10-30 minutos de ejercicio 2 o 3 veces en la semana de tu vuelta. Ya sé, ya sé, es cuando más cuesta arrancar pero te garantizo que si lo haces, además de sentirte bien ayudarás a contrarestar los efectos de los hábitos de las vacaciones. Y claro, pasada esta semana mantén el objetivo de hacer ejercicio (a la hora que sea) por lo menos una vez a la semana (idealmente 3 veces).

Hace poco un estudió demostró algo que hemos comprobado personalmente: ¡hacer ejercicio a primera hora de la mañana tiene resultados maravillosos!
Antes de contarles del estudio, recalco que hacer ejercicio a cualquier hora es mejor que no hacerlo…¡siempre! Pero este estudio interesante demostró que el hacer ejercicio antes de desayunar contraresta los efectos de comer de más (como en verano o Navidades). Por lo que si sabes que durante unos días saldrás de tus hábitos es muy, muy buena idea planificar el salir a hacer ejercicio prontito.

En las vacacioens de verano y Navidades David y yo nos turnamos un día él y un día yo para salir a correr al bosque a lado de casa de sus padres en Dublín. A veces sólo corremos 10 minutos, otros días mucho más.  Desde que tenemos esta práctica ya nunca volvemos a Madrid con “resaca” de las festividades.

El estudio consistió en incrementar en un 30% las calorías de la dieta de 28 hombres jóvenes incluyendo alimentos muy altos en grasas.
Dividieron en tres grupos:

1. Grupo que no haría ejercicio
2. Grupo que fue sometido a una rutina vigorosa de ejercicio (entre hora y hora y media de cardio)  antes del desayuno y sólo toman agua durante el ejercicio.
3. Grupo que fue sometido a una rutina vigorisa de ejercicio (entre hora y hora y media de cardio) después del desayuno y tomaba bebidas para deportistas durante el ejercicio.

Todos los grupos desayunaban lo mismo y hacían la misma rutina de ejercicio (antes o después del desayuno), quemando las mismas calorías.
runningDespués de 6 semanas:
1. El grupo que no hizo ejercicio aumentó  de promedio 3 kilos. 
2. El grupo que hizo ejercicio después del desayuno aumento de promedio poco menos de 1,5 kilos.
3. El grupo que hizo ejercicio antes del desayuno no aumento de peso (o un aumento muy ligero).

Todos estaban comiendo 30% más calorías que lo normal con alimentos altos en grasas.
Podemos concluir que salir a hacer ejercicio prontito es un buen truco para los periodos de vacaciones (¡y mejor aún que hagamos el hábito de hacer ejercicio todo el año!).

3. Toma batidos verdes diario durante una semana
No nos cansamos de contarles los beneficios que tiene incluir mucha comida cruda en la dieta, especialmente el hábito de tomar batidos verdes.
La primera semana de “la vuelta” comprométete a tomarte un batido diario y después intenta seguir tomándolos por lo menos 4 veces por semana. Te ayudarán a hidratarte, remineralizarte, quitarte el mono de comer alimentos densos y grasos y a darle un chute nutricional a tu cuerpo (muy necesitado tras las vacaciones).

Creemos firmemente que aprender a hacer batidos y zumos verdes es la joya que puedes añadir de la dieta crudivegana a tu dieta actual.


Y si te animas, ¡haz un día detox a base de batidos verdes!
Un día de semi-ayuno le da un gran descanso a tu aparato digestivo, te ayuda a readaptar tus papilas gustativas a alimentos naturales, ayuda a que vuelvan las ganas de comer bien, te nutre y renueva tu energía. Únete al día detox gratuito que guiaré el domingo 21 de septiembre. ¡Ya somos más de 100 personas en el grupo! Pincha aquí para ver las pautas y recetas.¡Te sentirás como nuev@!

El estudio: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20837645

1 Comment

Dejar un Comentario