Menu
Noticias

Y tú, ¿qué tal vas al baño?

Cómo cuidar a tus intestinos: pautas básicas para estar mejor por dentro

Tus heces hablan de tí. Cómo, cuándo y cuánto son factores que te dicen cómo estás por dentro (y por lo tanto por fuera también).

Cuesta hablar de este tema pero es tan importante que hay que soltar la verguenza, reconocer que es algo que todo el mundo hace (hasta las princesas 😉 ) y comenzar a prestar atención en tus visitas al wáter. Comenzaremos describiendo unas heces “sanas”, por supuesto que la descripción es orientativa y no es grave si a veces se tiene heces que no son así. Sin embargo debes fijarte si cada vez que vas al baño dejas manchado el wáter o si siempre son heces suletas, o si tardas más de 2 días en ir… estas no son señales de intestinos sanos.

Heces sanas

Textura: Firmes pero algo blandas (no te debe doler al salir), de forma algo curvada y no debe de dejar rastro pegado en el water.

Color: De marrón claro a marrón obscuro (si tomas muchas hojas verdes puede tener un ligero tono marrón verde). Las heces amarillas o negras pueden indicar problemas o infecciones.

Olor: A ver, nunca va a oler a rosas,

pero no debería haber un olor fétido insoportable o un olor muy ácido (observa como como cuando tu dieta ha sido buena hay un olor ligero y cuando comes comida muy procesada, grasosa etc. hay un olor mucho más desagradable).

Cómo: La posición ideal para ir al baño es en cuclillas (observa que los niños así lo hacen instinctivamente).  Aunque en occidente la postura común es sentados en el wáter, esta pocisión  no favorece la eliminación. Para mejorar la postura se puede poner algo para levantar los pies (un banquito, usar la bañera, unos bloques de yoga, etc.). Es sorprendente como este detalle facilita la evacuación. Y si te lo tomas muy en serio como David, mira este producto para poder ir al baño en cuclillas: www.squattypotty.com.

En resumen, al evacuar sentado  el colón está un poquito doblado y por lo tanto bastante más bloqueado que lo deseado.  En cuclillas el colón se relaja del todo y el camino está abierto para facilitar una evacuación más fluida y completa. Además, al tener los múslos presionando ligeramente contra el abdomen, se proporciona una presión muy adecuada para ayudar a evacuar.

¿Cada cuánto?

Algunos dicen que hay que ir como un bébé o sea después de cada comida. Esto sería ideal pero no es común por lo que lo normal y sano es ir de 1 a 3 veces al día. Muchas personas van sólo cada tercer día y aunque esto en sí no es señal de alarma hay que intentar tener más salud intestinal para ir por lo menos una vez al día.  Si ves que vas al baño 4 veces o más al día durante varios días,  algo no va (¡más bien algo va demasiado!). Si sólo vas si vas 2 o 3 veces a la semana prueba las pautas a continuación y/o visita a tu médico.

Pautas para mejorar tu salud intestinal y regular evacuaciones

Probióticos

Tomar alimentos ricos en probióticos y de preferencia hechos en casa como el chucrut, kefir de agua, kefir de leche y verduras fermentadas. También el tempeh y miso sin pasteurizar. Nosotros tomamos por lo menos un alimento rico en probióticos todos los días además de suplementar con probióticos encapsulados o en polvo. Recomendamos comprar probióticos puros (la mayoría de los que se consumen comercialmente están muy diluídos con almidones). Nos encanta  la marca Dr. Mercola Complete Probiotic. También está bien Garden of Life Primal Defense y Udos Choice.  

Todos estos se pueden comprar en Iherb, es el sitio más barato para compra todo tipo de vitaminas y suplementos.  Ofrecen un descuento, para ver el código pincha aquí. Si compras probióticos en el herbolario, ve que sean de los que se guardan en la nevera. También hemos tomado la marca Symbiolac que no son de nevera y llevan almidones pero al parecer son de las mejores marcas que se consigue localmente y se pide en farmacias.  Idealmente se toman en ayunas por la mañana pero si se te olvida tómalos antes de alguna comida. Y no, el activia y actimel no cuentan como tomar probióticos buenos 😉

Fibra

Todos ya sabemos que la fibra es muy importante. Aún así suele faltar fibra en la dieta. Muchas veces es por no saber cuales son las mejores fuentes de fibra. Algunas personas por lo contrario toman demasiada fibra o no balancean bien la cantidad de fibra soluble y la insoluble que se toma en la dieta (este fue nuestro caso). Recuerden incrementar la cantidad de agua y líquidos que se toman al aumentar la fibra en la dieta. Ya sabrán de sobra que los batidos verdes añaden fibra y nutrientes a la dieta, ayudan contra el estreñimiento y apoyan nuestra salud intestinal.

Un ejemplo de un delicioso batido verde que combina fibra soluble e insoluble es batir 1 manzana, 1 pera, 1 cucharadita de psyllium, 1 puñado grande de hojas verdes obscuras como kale (col crespa o col pluma) y 1 ciruela o dátil desecado.

Ejercicio

¡A nuestro sistema digestivo le encanta que nos movamos! Se recomienda hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio todos los días. Esto para la mayoría de nosotros es imposible por lo que podemos intentar hacer ejercicio dos veces por semana como mínimo. Además de esto hay que optar por cosas como subir las escaleras en vez de coger el ascensor, caminar a la tienda en vez de coger el coche,etc… Si hacemos un esfuerzo hay muchas oportuniades de mover el cuerpo incluso en nuestro ocupadísimo y sedentario estilo de vida.

Agua y líquidos sanos

Es muy importante bebe suficiente agua y líquidos sanos como infusiones o zumos verdes. Para saber si bebes suficiente fíjate en tu orina, debe ser de color claro y tener un olor tenue. Si es amarilla obscuro y tiene un olor fuerte es señal de que debes beber más.

Alimentos especiales

Hay alimentos que te ayudan naturalmente a limpiar tus intestinos. Producen heces que “resbalan” por tus intestinos ayudando a no dejar resudios y a tener eliminaciones más fáciles.

Plántago ovata (psyllium husk): 

Es nuestro producto preferido como regulador intestinal ya que es una fibra natural y los resultados los notas de inmediato. Su uso típico es mezclar una cucharadita de psyllium husk en un vaso de agua ( beber inmediatamente) para ayudar con temas de reducción de los niveles de colesterol en la sangre, estreñimiento, hemorroides, fisuras, acidez, úlceras, reducir la obesidad y muchos más. Es también muy útil en la diarrea, la disentería y otros trastornos intestinales.

El plantago ovata se puede comprar en www.mundoarcoiris.com (bajo el nombre de psyllium husk) y también en farmacias y herbolarios (algunos no lo tienen pero te lo pueden pedir). Es importante que NO pidáis las semillas de plantago ovata (son negras), lo que estamos buscando es la fibra que son como copitos entre blancos y un pelín marrones. También se puede encontrar en tiendas donde vendan productos Ayurvédicos. No es un producto caro  ayudar mucho a regular las evacuaciones intestinales y limpieza intestinal.  Es muy importante tomar suficiente agua y líquidos al incluir el psyllium en la dieta.

Lino (linaza) y Chía:

Si no se trituran las semillas de chía o de lino antes de tomarlas estas tienen casi el mismo efecto que el plántago ovata. También funcionan si se muelen (además así se aprovechan más los omegas) pero no funcionan tanto de “arrastradores” intestinales. Lo ideal es tomar semillas de chía y de lino a veces molidas a veces enteras. Tienen unas propiedades muy interesantes a nivel nutricional, destacan su alto contenido en fibra y grasas esenciales de omega 3. La fibra que tiene ayuda mucho contra el estreñimiento, para bajar el colesterol y a la presión sanguínea. Son pocos las frutos secos y semillas que tienen una gran proporción de omega 3 (en la mayoría de los frutos secos existen niveles muy altos de omega 6) y por lo tanto es una semilla muy especial. Sus grasas son insaturadas y por lo tanto es muy bueno para el corazón. Dispone de una gran cantidad de ligninas, que se dice que tienen muchas propiedades anti-cancerigenas. Se deja una cucharada de semillas en un vaso de agua reposar durante la noche y se toma en ayunas por la mañana (será un líquido viscoso).

Ambas semillas se pueden compra en  www.mundoarcoiris.com y en www.saludviva.com (pincha aquí para ver el descuento que te ofrece Saludviva).

Triphala: 

Es un producto del Ayurveda (medicina tradicional de la India) que se dice tiene las propiedades para curar cualquier enfermedad. Está compuesto por tres frutas (amla, haritaki y bibhitaki) que se secan y se muelen. La triphala tiene un sabor amargo por lo que se suele encontrar en cápsulas. A nosotros nos gusta usar el Triphala Churna, que es su presentación en polvo. Es un regulador intestinal, apoya al aparato digestivo, laxante y desintoxicante. Al ser un producto natual y suave se puede usar de forma regular durante temporadas. Solemos tomar una cucharadita en un vaso de agua tibia todas las noches. Este producto lo compramos en Iherb  (o en tiendas que vendan productos Ayurvédicos)  es el sitio más barato para compra todo tipo de vitaminas y suplementos, ofrecen un descuento, para ver el código pincha aquí.

Hierbas suecas:
Conocido también como Amargo Sueco, este es otro de estos producto que cura de todo. Originalmente compuesto por 11 plantas medicinales se le atribuyen propiedades desde facilitar un parto hasta eliminar parásitos. Es un regulador intestinal, ayuda al aparato digestivo y hepático. También lo tomamos por temporadas, una tapita diluída en agua o infusión en ayunas o antes de cada comida como tratamiento intensivo. Usamos la marca María Treben de venta en herbolarios (en México buscar marca Margarita Naturalmente).

¡Cuéntanos aquí debajo lo que haces para mantener tus intestinos sanos!

 

2 Comentarios

  • Maribe
    19 de septiembre de 2013 at 21:22

    pues también va muy bien una cucharada de aceite extra de oliva en ayunas y encima un vaso de agua caliente o infusión, el agua caliente puede ser antes de cada comida. o poner dos ciruelas secas en un vaso de agua toda la noche y beberlo a la mañana siguiente también caliente si se quiere. también el kuzu un producto oriental que son como unos terroncitos como de cal que se diluye en agua fría y luego se calienta quedando como una gelatina, y el zumo de aloe que también va genial.Hacerse enemas de café muy diluido o de sal marina para limpiar también es importante

    Responder
  • Eugenia
    20 de septiembre de 2013 at 21:49

    Y, para a quien no le importe hacer una mínima inversión, no estaría mal hacerse una hidroterapia de colon de vez en cuando. Porque aunque ahora vayas bien al baño, puede que en el pasado no, y esas heces se quedan pegadas al intestino y pueden quedarse ahí durante años, siendo foco de gérmenes y bacterias. Nuestro colon mide aproximadamente 2 metros de largo, así que espacio para almacenar heces hay. No olvidemos que muchos de los problemas de salud -alergias, cáncer, psoriasis, acné, etc.- provienen de la toxicidad generada en él.

    Responder

Dejar un Comentario