Detox, ayunos , semi-ayunos y curas que hemos probado

Hicimos nuestra primera depuración hace muchos años, 11 para ser exactos, cuando aún no teníamos ni idea de la comida cruda, de hacer detox ni de comer tan sano.

Estábamos en la Universidad, yo ya era vegetariana pero por temas de espiritualidad (vivíamos en París y mi dieta se basaba en pasta y todo tipo de quesos 😉 ). David, como buen irlandés era un gran bebedor de cerveza y comía de todo pero siempre le había interesado “comer bien”.

Un día, unas compañera nos dijeron que iban a probar una depuración de 5 días a base de frutas y zumos y nos pareció interesante.

Desde ese primer detox hasta hoy, hemos probado un montón. Hoy os contamos nuestra opinión acerca de los ayunos,  semi-ayunos y limpiezas que hemos probado:

1. En la Uni: 5 días detoxfruit

Cómo: 5 días de limpieza, el primero sólo tomas agua, el segundo día sólo zumos (en ese entonces fueron de bote) el tercer, cuarto y quinto día de mono comidas de fruta (toda la que quieras).

Qué tal: Este primer semi-ayuno nos marcó. Nos dimos cuenta de que se podía vivir sin comer tanto, los primeros dos días nos costaron mucho pero al hacerlo en grupete lo veíamos como un reto y lo pasamos bien. No teníamos ni idea de como romper un ayuno y seguramente comimos “normal” el día después pero se nos quedó grabada la sensación de bienestar de ayunar.

2. Ayunos en seco

Lo practicábamos una o dos veces al mes (3 días antes de las lunas). Lo hicimos rigurosamente durante año y medio aprox. bajo los consejos de un monje con el que solíamos ir a meditar. Ahora me parece increíble pensar que este fue nuestro primer tipo de ayunos regulares.

Cómo: 24 a 36 horas de no tomar nada nadita, ni agua. Rompes el ayuno con un trozo de plátano y ese día comes dieta vegana muy, muy  ligera.

Qué tal: en su momento lo hacíamos muy convencidos y al terminar nos sentíamos bien pero ahora no lo recomendaría. Este tipo de ayunos es para personas “avanzadas” (nosotros no lo eramos) que han hecho ya varios tipos de ayunos y que pueden pasar ese día tranquilos, en meditación y gestionando el sin fin de emociones y sensaciones físicas que surgen.

Nos vino bien para darnos cuenta de muchas cosas, pero estábamos muy verdes, los hacíamos incluso en días normales de trabajo de oficina y eran demasiado cañeros estos ayunos. Algún día me gustaría volver a probarlo, ahora con otra consciencia y teniendo un espacio para descansar y sentir.

3. Comer 100% crudo

Esto, aunque en su momento no lo clasificamos como una limpieza (pues pensábamos que íbamos a comer así para siempre), ahora me doy cuenta que el decidir comer 100% crudo durante el tiempo que lo hicimos (1 año) y luego a un 95% crudo unos 3 años más (hacíamos raras excepciones), fue realmente una limpieza.

Descubrir la comida cruda fue sin duda lo más transformador que hemos vivido a nivel salud. Creo que el probar una semana, un mes, una temporada e incluso un día de tomar alimentos sólo crudos es algo de lo que se puede beneficiar cualquier persona (hay algunas excepciones).

De no haber hecho esto no habríamos descubierto realmente lo maravilloso que es el cuerpo, de lo que es capaz, de la energía que se puede sentir, de la conexión de los alimentos y los sentimientos, del poder nutritivo de los alimentos crudos, del maravilloso mundo gourmet de la cocina sin fogones, de cómo la vida de las personas se puede transformar con tan sólo hacer elecciones de alimentos más conscientes.

Sinceramente creo que aprender a comer más sano de verdad y hacer un hábito de ello,  es uno de los regalos más bonitos que se puede hacer a uno mismo.

4. 30 días de batidos verdebatido en frasco

Al poco tiempo de hacernos crudiveganos leímos acerca de los batidos verdes y nos llamó la atención un reto de 30 días.

Cómo: 30 días donde diariamente te tomas un litro de batido verde. Preferiblemente a primera hora pero también puede ser durante el día.

Qué tal: !Genial, genial, genialisísimo! Los batidos verdes son para nosotros la joya más grande que aporta la alimentación cruda al mundo de la nutrición. Es sin duda uno de los mejores hábitos que podemos tener en nuestra vida.

Después de este reto de 30 días, seguimos tomando batidos verdes a diario yo diría unos 4 años más. Luego, durante mi primer embarazo estuvimos prefiriendo tomar zumos verdes una temporada, luego tuvimos hijos y el hábito se aparcó un poco (pero nunca del todo) y ahora es algo que hacemos por lo menos 3 veces a la semana.

Hemos volcado la  gran experiencia que tenemos con batidos verdes en nuestro taller online Comer más sano: primeros pasos  y en el taller presencial Alimentación Consciente. Para leer más acerca de los maravillosos batidos verdes pincha aquí.

4. Semi-ayuno de zumos verdes (no batidos) de 10 díaszumo granda pomelo

Una de las mejores experiencias (aunque por momentos algo duro). Hay gente que lo ha hecho hasta 90 días (ojo, hay pautas específicas), nosotros lo hicimos 10 días y este semiayuno, en cuánto pueda volverme a organizar, ¡lo repetiré!

Cómo: Entre 1 y 90 días de tomar zumos (sin fibra) de verduras, hojas verdes y fruta. También se pueden tomar otros líquidos como infusiones y se suele hacer un enema a diario. Hay que tomar 5kg de producto fresco al día en forma de zumo. Por la mañana se suele tomar zumo verde, a media mañana zumo verde con algo de fruta, a la hora de la comida uno con más fruta y para “cenar” uno más bien verde.

Qué tal: Increíble. Sinceramente habríamos seguido más días a no ser porque teníamos literalmente 40kg de mangos en casa por consumir y se nos iban a estropear. Lo del enema al principio nos dio cosa, pero una vez que nos hicimos a la idea, fue genial. Después de este semi-ayuno estuvimos haciendo un día de zumos y enema una vez a la semana o cada 15 días durante un tiempo.

5. Día de zumos y silencio

Durante 3 años hicimos en el verano un retiro de 10 días de Rebirthing, una terapia de respiración y psicología emocional en la que nos formamos y la cual yo practiqué profesionalmente algunos años. En estos maravillosos retiros se hacía un día de semi-ayuno de zumos naturales y silencio. No se podía hablar nada de nada durante el día. Estábamos en plena naturaleza y el resultado de ayunar y estar en silencio es impresionante. Recomendaría a toda persona probar alguna vez un día de silencio (obvio sin móvil, sin ordenadores, etc), te das cuenta de muchas cosas…

 6. Limpieza Hepática 

Cómo: la del libro de Andreas Moritz. Haces una dieta especial dulibro limpieza hepáticarante algunos días y después sigues un protocolo que resulta en expulsar “piedritas” y hacer una limpieza. Idealmente se hace una hidroterapia de colon al día siguiente de hacerlo.

Qué tal: Hay controversia con esta limpieza, David no notó gran cosa, a mi me gustó y  la repetí una segunda vez tiempo después.  Lo más difícil puede ser la dieta preparativa (comer vegano, sin trigo, nada procesado, etc.. durante unos días). Para nosotros esto fue muy fácil pues ya era nuestra dieta habitual. Nos costó tomar el preparado de aceite de oliva y fue algo asqueroso e impresionante ver las “piedritas” que salen del cuerpo. No la volvería a hacer pues ahora ya conozco otras formas de hacer limpiezas hepáticas.

7. Retiros Raw Detox

Durante tres años estuvimos dirigiendo retiros depurativos de tres o cinco días con comida cruda en Madrid y Barcelona. Ya no comíamos 100% crudo por lo que estos días de comer sólo alimentos crudos, tomar zumo de hierba de trigo recién hecho, batidos y zumos verdes nos dejaban como nuevos. El estar en la naturaleza, hacer una deliciosa dieta crudivegana y emplear algunas pautas depurativas adicionales realmente funciona para sentirnos como nuevos.

8. Ultimate Herb Detoxherbal-detox-products

Cómo: Es una limpieza a base de tomar un montón de plantas, hierbas y especias especiales para la desintoxicación del cuerpo. Vienen en cápsulas y hay que seguir una dieta específica durante 10, 15 o 25 días que hagas el detox (vegana, sin trigo, sin frutos secos, sin soja, sin nada procesado). Se compra el paquete detox con este nombre online (ojo pues es carillo y ahora me parece que aduanas cobra un montón para entregar cosas del extranjero, esto es de Australia).

Qué tal: David hizo el de 10 días (el más intenso) y yo estaba con mi segundo embarazo así que lo hice durante 25 días (la forma más suave). Nos costó seguir la dieta pues habíamos vuelto a comer vegetariano, trigo y algunas cosas empaquetadas.

A David le encantó y le sirvió mucho, se le notaba en piel, ánimo, energía, etc. Lo hicimos en un momento donde habíamos aparcado varios hábitos sanos y llevábamos más de dos años sin dormir una sola noche completa así que estábamos exhaustos y con mucha necesidad de recuperar energía. Para mi fue muy leve pero también sentí que me ayudó un montón a recuperar energía, volver a instalar hábitos y re-inspirarnos para hacer limpiezas y semi-ayunos con regularidad.

 9. Limpieza Ayurvédica

Cómo: 3 días donde desayunas, comes y cenatriphala fruitss Kichadi. Un delicioso platillo triphalahecho con mungo (soja verde), arroz, verduras y muchas especias. Eso sí, todas las noches tomas un preparado ayurvédico en polvo llamado Triphala que sabe asqueroso pero es fantástico para limpiar el intestino.

Qué tal: Cuando nuestra terapeuta de Ayurveda nos lo sugirió, no nos sonó a que esto pudiera ser una limpieza. ¡La idea de depurara comiendo mañana tarde y noche la cantidad que quieras de un platillo tan delicioso no nos sonaba a detox! Pero resulta que sí, el hacer mono comidas de esta platillo preparado con especias específicas es una forma de limpiar el cuerpo. Aunque el segundo día por la noche estábamos con ganas de comer otras cosas, valió el esfuerzo pues nos sentimos muy bien al terminar. Ahora este platillo es un básico en nuestra dieta, lo hacemos en casa dos veces por semana.

 10. Días de depuración, curas y semi-ayunos. 

Hoy en día intentamos hacer con regularidad algún formato de limpieza, semi-ayuno o día detox. Con los cambios de estación solemos tomar suplementos o derivados de plantas que ayudan por ejemplo a limpiar el hígado o a fortalecer el aparato digestivo, etc. Estas son nuestras preferidas:

– Día detox de batidos verdes que hacemos una vez al mes. Te puedes unir gratuitamente al grupo y hacer el próximo con nosotros.  Pincha aquí para ver las pautas y recetas. ¡Te sentirás como nuev@!

– Dos semanas tomando Marie Trebbens antes de comida y cena (ideal para momentos donde no digieres bien los alimentos y emociones).

– Incluir trozo de aloe vera fresco en el batido o comerlo a trocitos (ideal cuando sube mucho Pitta-calor interno del cuerpo y salen granos o estás muy irritable).

– Protocolos antiparásitos con productos naturales (lo hacemos una vez al año).

– Triphala (por temporadas la tomamos todas las noches en agua tibia antes de dormir).

– Un fin de semana de sólo comida cruda (lo hacemos cada verano desde hace dos años).

– Diario, antes del desayuno tomamos por épocas alguna de esta cosas: zumo de limón y agua templada o agua con reishi y mezcla de otros superalimentos y aceite de omega 3 o semillas de lino o chía remojadas o agua de mar o extracto de plantas para limpieza hepática…

Cómo verás, no paramos de investigar y experimentar.

¡Cuéntanos aquí debajo qué limpiezas, ayunos, detox has probado y qué tal te han parecido!

Actualización 13/03/2017 Ayuno intermitente de 19 días, lee mas aquí.

Share this post



8 thoughts on “Detox, ayunos , semi-ayunos y curas que hemos probado

  1. Gracias, es muy interesante.
    ¿ Que otras formas conoces de hacer LIMPIEZA HEPATICA? Lo mencionas en el punto 6 y me llama la atencion porque yo solo conozco esa y la gente amiga tambien. Conoces algo tan efectivo como esto pero diferente? Ta agradeceria que lo compartas.

    • Hola Elsa,
      Otra forma de hacer limpieza hepática es a través de dieta ligera y un protocolo de hierbas especifico. Lo tiene Ultimate Detox Diet y también se puede hacer con combinados específicos dados por un terapeuta de Ayurveda.

  2. Hola Gabriela y David, hago limpiezas muy continuas de colon, unas veces con tomillo otras con Aloe Vera y otras de Cafe no torrefacto y Ecológico.
    También he hecho la limpieza hepática de Andreas Moritz, pero no me fue muy bien, me va mejor hacerla con el extracto de Cardo Mariano, Alcachofa y Rábano Negro, etc..
    He hecho semi-ayunos de varios días de licuados verdes y de zanahoria y manzana, pero el que mejor me ha sentado es el de la monodieta de cerezas de 14 días, fenomenal para los intestinos.
    La próxima que quiero probar es de Xevi Verdaguer, que es eliminar durante un tiempo de tu alimentación productos que eleven o produzcan histamina (DAO).

    Y la que más me interesa de toda es la de Eliminación de Metales Pesados, me han hecho muchas RX, TAC……y desde los 6 años hasta los 32 años, me ponían empaste de amalgama , y me he tragado trozos entero cada vez que me cambiaban los empastes por otros. Estoy recabando información de que tomar y como hacerlo. De momento lo que más me ha llamado la atención es la Chlorella, el Zeolite con tintura de Cilantro y lo último que he investigado es la Tiadomea y Los acidos húmicos y fúlvicos.

    Comentas lo de: Protocolos antiparásitos con productos naturales (lo hacemos una vez al año) ¿Como lo haceis????
    ya que también estoy investigando sobre esto, pero no tengo mucha fiabilidad en lo que he encontrado o hay mucha controversia.

    Un saludo y esperando noticias tuyas.
    Un abrazo frutal y Bs.

    • Hola Betty,

      Yo también mire lo de zeolite pero al final usé cantidades elevadas de chlorella cuando me quité las amalgamas.
      Nosotros hemos hecho el protocolo desparasitante de la Dr. Clark y lo que repetimos cada año es una mini versión de este sumado a uno protocolo q mezcla homeopatía y extractos de plantas y semillas de calabaza.

  3. Me encantó la info! Yo como muchas cosas crudas por inercia, sobre todo frutas. Pero cuando como cosas como harinas refinadas, o por cualquier motivo que sienta que nefesito una limpieza, tomo en ayunas el jugo de un limón exprimido con agua tibia y ub diente de ajo pequeño que trago como si fuera una píldora, sin masticar. No como nada por al menos una hora. En tres días me siento super bien, y si tengo ganas, continúo hasta cuando lo sienta. Obviamente qye esto va acompañado de una alimentación libre de producyos refinados y, en lo posible, frutívora : ) Gracias por toda la info. ¡Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *